Articulo 530

La procuraduría de la Defensa del Trabajo tiene las funciones siguientes:
  • I - Representar o asesorar a los trabajadores y a sus sindicatos, siempre que lo soliciten, ante cualquier autoridad, en las cuestiones que se relacionen con la aplicación de las normas de trabajo;
    • II - Interponer los recursos ordinarios y extraordinarios procedentes, para la defensa del trabajador o sindicato; y
      • III - Proponer a las partes interesadas soluciones amistosas para el arreglo de sus conflictos y hacer constar los resultados en actas autorizadas.
        • IV - Auxiliar a los Centros de Conciliación, en otorgar información y orientación a los trabajadores que acudan a dichas instancias, y
          • V - Auxiliar en las audiencias de conciliación a las personas que lo soliciten.


            Volver al Índice de la Ley Federal del Trabajo